Otro curso que acaba

Aunque no nos demos cuenta ya ha pasado otro curso escolar. Son muchos ya los que llevo viviendo la experiencia de ver como todo acaba y al mismo tiempo, vuelven a surgir nuevas ideas.

Este mes es intenso, acaban los centros sus proyectos educativos y es hora de evaluar los resultados. Del proyecto, de quien lo ha llevado a cabo y por supuesto, de todos los que hemos estado implicados de alguna forma en ellos.

Ayer estuve visitando la escuela infantil Jarotines en Villanueva de Córdoba. Me reuní con sus directoras y pudimos compartir todas nuestras inquietudes.

Y es que, al acabar el curso, es cuando toca pararse y pensar que es lo que hemos hecho bien, menos bien y donde nos hemos equivocado. Ya que sin esta evaluación, nuestro trabajo no sería el adecuado, porque nunca podríamos progresar.

Pero, es difícil este momento, el ponernos a pensar que no nos ha gustado y autoevaluarnos.

jarotines2
Actividad de proyecto

 

Me gusta sentarme con este equipo. Cuando voy siempre me reciben con alegría, queriendo innovar todavía más y sin perder ni un segundo la ilusión por progresar.

Siempre me gusta animar a los equipos a realizar una autocrítica, constructiva, en la que se pueda plantear los objetivos a superar el curso siguiente. Ya sea con respecto al proyecto, a la edad de los niños, al las rutinas del aula o la relación con las familias.

Cuando somos capaces de encontrar nuestros fallos incrementamos nuestro valor inicial, porque aprendemos y superamos nuestros límites.

También se debe destacar que esta práctica no es tan común en los centros. Las críticas si suelen correr por parte de la mayoría, educadores, padres, directores, pero no son tantas las escuelas, que se sientan conjuntamente a poner en común las dificultades y a buscar soluciones de una manera cordial.

Tengo la suerte de trabajar con centros que son muy activos en éstas prácticas, que les gusta superarse y conseguir de todas las partes los mejores resultados, sin frustrarse cuando no se ha alcanzado lo que nos planteamos.

Pero, también tengo el conocimiento de otras escuelas en las que la comunicación no existe, no sé deja opinar o directamente no se paran a ver sus fallos.

Desde mi humilde opinión animo a todas las escuelas infantiles a evaluarse y ponerse nuevas metas.

¡Este mes es nuestro “comienzo de año” es el momento de crear las listas de buenos propósitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: